Noticias publicadas en la categoría ‘Presupuestos'

Jaén - Se duplica en cuatro años el dinero que alumnos de la UJA reciben en becas

Martes, MEC Marzo 3rd, 2009

El llamado proceso de Bolonia ha despertado temor entre los universitarios, sobre todo porque se ha generalizado la creencia de que los estudios superiores se privatizarán y de que sólo los más pudientes podrán acceder a los mismos. El rector de la Universidad de Jaén, Manuel Parras, ya dejaba en claro en días pasados que nada de eso ocurrirá, que sólo se instaurarán los préstamos renta, pero que las becas del Ministerio de Educación (MEC) seguirán existiendo, «y creemos que se deben seguir aumentado», aseguraba.

Y lo cierto es que, a juzgar por los datos de los últimos años, queda claro que el Gobierno hace un esfuerzo para que quien no estudie una titulación universitaria no lo haga por falta de financiación. Así lo pone de manifiesto la directora del Secretariado de Becas de la UJA, Encarnación Moral, que reconoce que el MEC ha incrementado considerablemente la cuantía para becas en sólo unos años. De hecho, llama la atención que durante el presente curso vaya a llegar a Jaén casi el doble del dinero que llegó hace sólo cuatro años para becas de estudiantes universitarios.

Así, si en el curso 2004/05 fueron 8,4 millones de euros los que se concedieron para un total de 2.982 alumnos (algo más de la mitad de los que la solicitaron), durante el presente curso, aunque faltan algunas comunicaciones por llegar, desde la UJA se estima que serán en torno a 15 millones de euros los que vendrán a parar a Jaén. De ellos se beneficiarán algo más de 4.000 alumnos, que suponen más del 80 por ciento de los que la habían solicitado.

www.ideal.es

Sobre las becas

MIércoles, MEC Febrero 18th, 2009

Hace un mes se presentó en el Ministerio de Educación (MEC) el informe Datos y Cifras del Sistema Universitario 2008/2009, documento que anualmente muestra una instantánea de la Universidad española y algunos datos de su evolución. También permite comparar la Universidad española con la de otros países.

Sin duda es positivo ver que la educación superior española y sus becas alcanza a amplias capas de la población, pero esto se ve empañado por la escasa financiación pública por estudiante, inferior a la de la media de la OCDE y muy por debajo de la que tienen los países europeos de referencia.

Aunque no se derive del documento, lo peor de la Universidad española son el largo tiempo de permanencia de los estudiantes en la Universidad y su abandono. Estos datos sugieren que si los recursos dedicados a la Universidad -aunque sólo sea el insuficiente 0,90% del PIB- se aplicaran a un sistema eficaz, el gasto por estudiante crecería notablemente, con lo cual los recursos que se malgastan por el bajo rendimiento y el abandono de los estudiantes permitirían que los estudiantes se graduasen con mejor formación.

Obviando los problemas internos de funcionamiento de la Universidad, que los hay, debemos preguntarnos la razón de este bajo rendimiento. Una de las explicaciones, en lo que se refiere a los estudiantes, se halla en el binomio coste de la matrícula-ayudas y becas combinado con las normas de permanencia de los estudiantes en la Universidad.

España está entre los países de la OCDE que tienen las matrículas a un precio relativamente bajo y un sistema de becas y ayudas poco desarrollado. Aunque, en teoría, el bajo coste de la matrícula podría no ser una barrera para acceder al estudio, la poca cantidad de becas, muchas de ellas destinadas sólo a pagar la matrícula, y su importe escaso hacen que el estudiante que necesite dinero para mantenerse o aportarlos a su familia no pueda estudiar o dedicarse plenamente a ello.

Entre los candidatos a entrar en la Universidad están aquellas personas con recursos suficientes para costearse la matrícula sin necesidad de trabajar, los que tienen dificultades para sufragar la matrícula y precisan algún dinero para sus gastos diarios, y los que deben recibir un salario, aunque sea modesto, para el sostenimiento familiar. En el segundo caso, la matrícula puede ser una dificultad y las becas actuales, para los que las logren, pueden ser una ayuda, pero la situación más grave se da en el tercer caso. El problema para ellos no es sólo la matrícula sino el no disponer de recursos para subsistir. En estas circunstancias están los estudiantes que compaginan algún tipo de trabajo con el estudio y que difícilmente podrán tener buen rendimiento académico, graduarse en el tiempo previsto o, incluso, acabar su carrera.

El sistema español es socialmente injusto al no garantizar ni la igualdad de oportunidades ni la equidad. Éstas se dan cuando cualquier estudiante que lo requiriera tiene una beca suficiente para sufragar la matrícula -cualquiera que sea su importe-, mantenerse y contribuir, si fuera necesario, a los ingresos familiares. Es natural que un sistema de estas características deba tener en cuenta el rendimiento académico. Así, los estudiantes que no superen los créditos matriculados deben ver reducida o no renovada la beca y, al mismo tiempo, las normas de permanencia deben evitar que los que no aprueben se vayan perpetuando en las universidades y que abandonen tras múltiples repeticiones de las asignaturas con la consiguiente pérdida de tiempo y uso ineficaz de los recursos públicos.

El problema se agrava con la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior. El modelo adoptado demanda más recursos y una dedicación al estudio mayor, a tiempo completo, y esto, salvo que se pretenda que los estudiantes con menores posibilidades económicas no estudien o tarden más del doble de tiempo en graduarse, debe resolverse mediante un sistema de becas justo y suficiente, pero también con rigor por parte de las universidades para evitar que los recursos públicos se malgasten con personas que van a la Universidad a pasar el día. Una mejora en el sistema de becas permitiría liberar recursos humanos y materiales que podrían dedicarse a mejorar la aplicación del Plan Bolonia y la formación de los estudiantes.

España, según datos de la OCDE referidos al 2005, sólo dedicaba el 0,08% del PIB a becas y ayudas al estudio universitario, la media de la OCDE era del 0,25%. Es evidente que el Gobierno debe hacer un esfuerzo económico para crear en pocos años un sistema de becas y ayudas al menos equivalente en recursos a la media de la OCDE y que alcance a los estudiantes de grado y para aquellos para los que el máster sea imprescindible para ejercer la profesión o para realizar su tesis doctoral.

Debe hacerse sin pérdida de tiempo. El Gobierno debe poner los medios económicos necesarios. Ya ha dado un paso, deben seguir otros. El futuro y la equidad del sistema social del Estado están en juego.

Enric I. Canela es catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universitat de Barcelona

www.elpais.com

España ocupa la cola de los países de la UE en universitarios becados

MIércoles, MEC Agosto 6th, 2008

Solo el 13,5% de alumnos reciben subvenciones, pero peor es el porcentaje catalán, del 10,5%La posibilidad de aumentar las tasas para mejorar las ayudas no prospera por su impopularidad

La financiación de la universidad española dista de poder homologarse a la de los países de su entorno, pero si en un capítulo la brecha se hace más visible, este es el de las becas y ayudas a los estudiantes. Mientras que la Unión Europea (UE) destina a ese cometido alrededor del 16% de los recursos públicos que invierte en la enseñanza superior, en España ese porcentaje se reduce a la mitad.
Un análisis comparativo sobre el tratamiento que la UE ha otorgado a las becas entre los cursos 2003-2004 y 2005-2006 elaborado por el área de estudios del Comissionat per a Universitats i Recerca, al que ha tenido acceso este diario, evidencia que ese desequilibrio sitúa a España a la cola de Europa en número de becarios, el 13,5% del total de estudiantes universitarios, situación que se agrava en Catalunya, donde únicamente el 10,5% de los alumnos se benefician de las ayudas.

POCOS BECARIOS
Si se excluyen los que han accedido a las ayudas por formar parte de una familia numerosa, una categoría que en los últimos años la Administración diferencia de la del becario estricto, 198.195 estudiantes españoles de entre cerca de 1,5 millones percibieron ayudas en el curso 2004-2005. Si la estadística se limita a los catalanes, 19.696 entre más de 188.000.
Las perspectivas de que el desfase con la UE se reduzca de manera sustancial en los próximos años no son, por otra parte, halagüeñas. El informe que evaluaba las necesidades de financiación de la educación superior presentado el año pasado por el Consejo de Coordinación Universitario, que ahora ha pasado a depender del Ministerio de Ciencia e Innovación, y que en los próximos meses ha de ser objeto de debate con las comunidades autónomas, reservaba 244 millones, entre los 2.733 que se calcula que precisa la universidad en cinco años, al capítulo de becas y ayudas, una cifra que equivale a menos del 9% del total.
Ante esa tesitura, la única vía que parece factible para reconducir la situación y disponer de más recursos pasa por incrementar el porcentaje del coste de los estudios que recae sobre los estudiantes, que hoy se halla por debajo del 20%. A pesar de la impopularidad que una medida de este tipo acarrea entre la población estudiantil, los rectores han comenzado a referirse a ello con la boca pequeña. Este es el caso del Llibre blanc de la universitat de Catalunya presentado recientemente por la Associació Catalana d’Universitats Públiques.

DESCONOCIMIENTO
El estudio del comisionado recoge el resultado de una encuesta sobre la percepción social de la educación superior en Catalunya, efectuada en el 2006 entre una muestra representativa de más de 2.000 personas mayores de 16 años. La mitad de los preguntados considera “demasiado elevado” el coste anual medio de los estudios universitarios para los estudiantes.
La misma encuesta señala que la mayoría, el 49%, cree que los recursos adicionales que requieren las universidades para mejorar su financiación han de proceder del erario; el 34% opina que del mundo empresarial, a través de convenios y contratos de patrocinio, y tan solo un escuálido 4,4% demanda una mayor contribución de los alumnos.
Paralelamente, tres de cada 10 preguntados manifestaron que ignoraban por completo el porcentaje que pagan los estudiantes a través de las tasas del coste total de los estudios. Otros tres creían que era “significativamente superior” al real. Y solo un tercio acertó a indicar que las tasas que se satisfacen equivalen entre el 10% y el 30% del coste real de las carreras.

Fuente: Jordi Casabella - www.elperiodico.com

Política de becas entre dos fuegos

MIércoles, MEC Marzo 5th, 2008

El número de becarios descendió en 357.000 en las dos legislaturas del PP y ha aumentado en 14.900 desde 2004 - Zapatero y Rajoy demostraron cómo los datos de las ayudas se cocinan al gusto

La política de becas, aparte de la posibilidad de hacer leyes -algo que han hecho los dos últimos Gobiernos-, es la tarea más importante que le queda al Estado en Educación, en un contexto de competencias transferidas a las comunidades desde 1999. Dado que las becas se comen casi la mitad del presupuesto del Ministerio de Educación; no es extraño que, puestos a sacar algún tema educativo, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy escogieran éste. Aunque cada uno de ellos eligió los datos que más le convenían. Éste es un análisis pormenorizada del estado de estas ayudas:

- Becas ‘Guadiana’. Rajoy señaló que en 1999 (cuando él ocupaba la cartera de Educación) había más becarios que ahora, cuando esa misma estadística dice que en las dos legislaturas del PP descendió el número de becarios en 357.000, mientras que con el PSOE, hasta 2007, ha crecido en 14.900. Zapatero, por su parte, dijo que gracias a la presente legislatura hay 250.000 beneficiarios de ayudas más. El líder socialista incluyó la cifra de la estimación de becarios para este año, que aún no está cerrada, y con dos apartados que se suelen caer de la estadística, por se prestan a confusiones: las ayudas para libros de texto (de poca cantidad cada una) y las exenciones de la matrícula universitaria para hijos de familias numerosas (que pagan la mitad o nada). Además, incluyó las subidas previstas de las becas Erasmus, y los nuevos préstamos para pagar un máster a devolver sólo cuando se alcancen un determinado nivel de renta. Es decir, incluyó todo.

Con estos dos datos y las estimaciones de subida para este curso, las sumas le salen a Zapatero, pero simplemente la introducción en el juego de las ayudas para libros de texto -que creó el PP precisamente para que no se notara en esos años que estaba bajando el número de beneficiarios de las ayudas generales, las más cuantiosas- y las de familias numerosas, dibujan un escenario diferente. Durante los ocho años de Gobierno del PP se aumentaron los beneficiarios de ayudas y becas en 300.000, y durante los tres primeros años del PSOE ha crecido la cifra en 144.000.

- Factores colaterales. En cualquier caso, estos son los datos globales [ver gráfico], que siempre tienen matices. Es cierto que buena parte de la enorme bajada de las becas con el PP se debe a la extensión entre 1997 y 2000 de la educación obligatoria hasta los 16 años a la que obligaba la ley (por tanto, gratuita y que deja de precisar becas), pero también lo es que el descenso en las ayudas de educación infantil de tres a seis años se debe a la gratuidad de esta etapa (el PP se queja de que no se haya destinado ese dinero a las guarderías). Y el descenso de exención de matrícula para familias numerosas se debe, simplemente, a que cada vez hay menos familias numerosas.

- Universitarias. También ha caído el número de becarios universitarios entre 2004 y 2007 en 6.700. Durante la etapa del PP descendieron en 76.600. Aunque también es cierto que en 2007 hay más que en 2006, por la subida de los umbrales realizada por los socialistas, que hará que sigan aumentando.

- Rentabilidad electoral. Pero la política de becas es algo más que el número de becarios. Hay ayudas más caras, porque cada beneficiario cobra más, pero menos rentables electoralmente porque llegan a menos gente. Por ejemplo, en el curso 2004-2005, las becas compensatorias (para ayudar a que el hijo de un familia pobre siga estudiando en lugar de trabajar) para algo más de 127.000 jóvenes costaron 207 millones de euros, o las de movilidad para estudiar en otras comunidades (creadas por el PP) tienen un coste de 83 millones y 24.000 beneficiarios. Mientras, las ayudas para libros de texto de 1,7 millones de alumnos costaron 115 millones de euros.

- El presupuesto, la clave. Lamentablemente, la estadística pormenorizada de cada una de estas becas sólo está disponible hasta el curso 2004-2005, por lo que la comparación de legislaturas sería injusta. Sin embargo, sí se pueden comparar los presupuestos destinados a becas. Esta partida creció un 70% durante las dos legislaturas del PP, y durante la que ha estado el PSOE, la mitad de tiempo, ha crecido un 80%, hasta alcanzar los 1.482 millones. Aunque es cierto que esta la cifra, una vez más, sale de contar todas las ayudas. Si se sacan las de inglés, las Erasmus y los préstamos renta, el aumento en los ocho años del PP fue del 67%, y en los cuatro del PSOE, del 45%.

La evolución de la cuantía de las becas es otro buen indicador. Un becario de compensatoria en la universidad cobraba en 1997 unos 1.568 euros al año. Y en el curso 2003-2004, último de la etapa del PP, 1.874 euros, es decir, un 19,5% más que ocho años antes. Y este curso cobra 2.255 euros, un 20% más que hace cuatro años. Y para terminar la comparación, los umbrales máximos de renta, es decir, cuánto puede ganar una familia para tener derecho a una beca. Mientras subieron en los ocho años del PP sobre un 24%, han ascendido en los últimos cuatro en torno al 31%.

- Posturas encontradas. El PP no confía en las previsiones de crecimiento del PSOE. Dice que otros años no se han cumplido. Insiste en que los datos de 2006-2007 marcan una disminución del número de becarios (en infantil, universitarios o familias numerosas) y, como mucho, concede que se haya producido un estancamiento si se cuentan los 47.000 beneficiarios de las becas para que los jóvenes estudien inglés durante un mes en el extranjero. “Aunque eso es mezclar churras con merinas”, dice el portavoz popular de educación en el Congreso, Eugenio Nasarre. El ministerio se defiende argumentando que crecerán este curso, la subida de los umbrales de renta y las mejoras legales. “A partir de ahora, la beca es un derecho, da igual que se acabe el presupuesto, si alguien cumple los requisitos, la puede reclamar. Y, además, si no se ejecuta el 10% de una partida, al año siguiente se subirán los umbrales de renta un 10%”, explica un portavoz. Además, este curso, el 80% de los becarios cobraron en el primer trimestre y se han aumentado las cuantías a los Erasmus.

Fuente: J. A. AUNIÓN - www.elpais.com

Los estudiantes Erasmus y los investigadores, los grandes beneficiados de los nuevos presupuestos del MEC para el 2008

Lunes, MEC Noviembre 26th, 2007

La dotación para las becas Erasmus se ha incrementado hasta los 60 millones de euros

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, detalló en el Congreso de los Diputados la inversión en I+D+i recogida en los presupuestos para el 2008. Entre las cifras, cabe destacar los 6.692,4 millones de euros, 174,5 millones más de los previstos al iniciar el trámite parlamentario.

De esta manera el presupuesto en Educación e I+D+i crece un 122 por ciento respecto al 2004 suponiendo “un esfuerzo sostenido gracias al cual nuestro país ha acortado las diferencias que le separaban de nuestros vecinos más desarrollados, y ha contribuido a convertir a España en la octava potencia económica mundial”, como afirmó la Ministra.

En el apartado específico de Educación, las becas y ayudas al estudio han sido las principales beneficiadas del ejercicio presupuestario 2008, sumando 1.480 millones de euros, donde se incluyen 85 millones destinados programa de aprendizaje del inglés mediante estancias en el extranjero y 50 millones de préstamos-renta para estudios de Máster oficiales.

En relación a las políticas universitarias, Mercedes Cabrera apuntó la prioridad del MEC para potenciar la movilidad de los estudiantes: “El Gobierno ha reforzado la dotación presupuestaria complementaria de las becas Erasmus, que ha pasado de 4,6 millones de euros en el ejercicio 2004 hasta 60 millones de euros en 2008. Esto representa un aumento, sin precedentes, del 1.192%”.

La inversión en I+D+i recibirá para el próximo ejercicio 183 millones de euros que supondrá un aumento del 17,6% respecto al pasado ejercicio y que permitirá un crecimiento de un 47% de la política de I+D+I de la Administración General del Estado.

En concreto se beneficiarán de este crecimiento las partidas de programas como el CONSOLIDER, que recibirá 100 millones de euros para los 45 equipos de investigación de excelencia, donde participan 4.500 investigadores. Para la nueva convocatoria de 2008 se podrán incorporar 12 nuevos proyectos como el Ramón y Cajal, el Torres Quevedo y el Juan de la Cierva.

La Ministra también habló sobre el nuevo Plan Nacional de I+D+i 2008-2011 destacando que “será el instrumento de planificación estratégica de la intervención pública en el Sistema Español de Ciencia y Tecnología, que incorporará todas las políticas de I+D+i del Estado en un único marco coherente”.

Fuente: www.universia.es

Los Erasmus y los investigadores, grandes beneficiados de los presupuestos del MEC para el 2008

Viernes, MEC Noviembre 16th, 2007

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, expuso ayer en el Congreso de los Diputados las cifras previstas para su Departamento en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2008, tras las enmiendas introducidas durante su tramitación parlamentaria. Cabrera ha detallado que la inversión en el ejercicio 2008 será de 6.692,4 millones de euros, 174,5 millones más de los previstos al iniciar el trámite parlamentario. La titular de Educación refuerza áreas como las becas, especialmente las Erasmus, y la formación de investigadores.

El presupuesto en Educación e I+D+i crece un 122% con respecto a 2004, lo que supone “un esfuerzo sostenido gracias al cual nuestro país ha acortado las diferencias que le separaban de nuestros vecinos más desarrollados, y ha contribuido a convertir a España en la octava potencia económica mundial”, ha subrayado la Ministra.

Por su parte, según Educación, las partidas destinadas a becas y ayudas al estudio en el ejercicio presupuestario 2008 suman 1.480 millones de euros, incluyendo 85 millones para el programa de aprendizaje del inglés mediante estancias en el extranjero y los 150 millones de préstamos-renta para estudios de Máster oficiales. En cuanto a políticas universitarias, una de las prioridades del Ministerio de Educación y Ciencia es impulsar la movilidad de los estudiantes, tanto fuera como dentro de España. “El Gobierno ha reforzado la dotación presupuestaria complementaria de las becas Erasmus, que ha pasado de 4,6 millones de euros en el ejercicio 2004 hasta 60 millones de euros en 2008. Esto representa un aumento, sin precedentes, del 1.192%”, ha explicado Mercedes Cabrera.

Crecimiento de la inversión en I+D+i

En el ámbito de la formación de investigadores, el Ministerio destinará el próximo ejercicio 183 millones de euros para cumplir los compromisos adquiridos en el desarrollo del Estatuto del Personal Investigador en Formación. La dotación supone un aumento de más del 66% para las becas FPU y las FPI respecto a los recursos destinados a este fin en el año 2004.

Los créditos destinados a la política de investigación, desarrollo e innovación gestionada por el MEC ascienden a 3.694 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 17,6% respecto al ejercicio anterior y supone un 47% de la política de I+D+I de la Administración General del Estado.

La Ministra ha destacado las partidas de algunos programas concretos, como los 100 millones de euros destinados a CONSOLÍDER, que actualmente financia 45 equipos de investigadores de excelencia, en los que participan 4.500 investigadores. La convocatoria de 2008 permitirá incorporar 12 nuevos proyectos. La dotación del programa crece un 25% respecto al año anterior

Cabrera también ha resaltado que el Fondo Nacional de I+D supera por primera vez los mil millones de euros, y que se ha incrementado desde 2004 en un 197%. El Fondo financia la mayor parte de las ayudas públicas a proyectos de investigación y la mayoría de los programas sobre recursos humanos en investigación, como el Ramón y Cajal, el Torres Quevedo y el Juan de la Cierva.

Otras partidas de I+D+i destacadas son las destinadas Fondo estratégico para Infraestructuras científicas y tecnológicas, que aumenta un 85% respecto de la cuantía comprometida en 2007, los 672 millones de euros para la Inversión en Proyectos concertados con Empresas, la Convocatoria de Centros de Excelencia dotada con 10 millones de euros, o el gasto previsto para la internacionalización de la ciencia y tecnología española, que aumenta un 18% respecto al presupuesto de 2007, entre otros. Además, en el año 2008 volverá a crecer en un 11% la financiación del Estado a los Organismos Públicos de Investigación.

Junto con estas partidas la Ministra ha destacado importancia del nuevo Plan Nacional de I+D+i 2008-2011, que “será el instrumento de planificación estratégica de la intervención pública en el Sistema Español de Ciencia y Tecnología, que incorporará todas las políticas de I+D+i del Estado en un único marco coherente”. “El gasto en I+D+i no es un gasto sino una inversión, una apuesta por la productividad del país que el Gobierno ha defendido en sus presupuestos, como he explicado, a lo largo de la legislatura”, ha destacado.

Fuente: www.ibercampus.es