Noticias publicadas en la categoría ‘'

El Ministerio de Educación (MEC) discrimina a los universitarios de la UE

Lunes, MEC Febrero 23rd, 2009

Según denuncia la Unión Democrática de Estudiantes, la última convocatoria de la becas generales del MEC endurece los requisitos para los inmigrantes, exigiendo a los que tienen ciudadanía de otro país de la UE que ellos o sus padres trabajen en España para poder solicitar la ayuda.La Unión Democrática de Estudiantes (UDE) ha recibido quejas de varios alumnos universitarios con ciudadanía de otro país de la Unión Europea por la última reforma que el Ministerio de Educación (MEC), dirigido por Mercedes Cabrera, ha introducido en la becas generales que ofrece a los estudiantes universitarios.

Así, según indica el sindicato de estudiantes, lo que en un primer momento pasa desapercibido (el art. 10.1 de la convocatoria - Resolución de 2 de junio de 2008- se limita a remitirse al 4.1 del Real Decreto 1721/2007, también aprobado por el Gobierno de Zapatero), resulta ser una cláusula absolutamente discriminatoria con los inmigrantes de otros países europeos, ya que se exige a éstos (a diferencia de lo que ocurre con los españoles) que ellos o sus padres estén trabajando en España [“1. Para ser beneficiario de las becas y ayudas al estudio reguladas en este real decreto será preciso: (…) Ser español, o poseer la nacionalidad de un Estado miembro de la Unión Europea. En este último caso se requerirá que el propio estudiante o sus sustentadores se encuentren trabajando en España.”]

En consecuencia, la UDE quiere manifestar lo siguiente:

  1. Se trata de una medida discriminatoria y de corte xenófobo, al exigir a los inmigrantes comunitarios o a sus padres que estén cotizando en España sin exigírselo a los españoles. El PSOE parte así de una concepción de los inmigrantes como meros consumidores de recursos públicos en nuestro país al que, presuponen, no aportan riqueza. Además, sitúa a los estudiantes extranjeros en inferioridad de condiciones, ya que les obliga a trabajar para poder costearse los estudios.
  2. Le medida perjudica especialmente a aquellos europeos que han venido a estudiar a España dejando a sus familias en sus países y que debido a la crisis económica están en situación de desempleo, con lo que necesitan ayuda del Estado con mayor motivo que aquellos que sí tienen un trabajo, y se ven perjudicados por su condición de inmigrantes, por la falta de empleo y, ahora, por esta discriminación del Gobierno socialista.
  3. La norma vulnera clarísimamente el Derecho Comunitario, ya que no se trata sino de una burda barrera a la libre circulación de personas que impide a los comunitarios que estudian en España acceder a las becas del Gobierno en igualdad de trato con los estudiantes españoles, y que vulnera asimismo el principio de igualdad que reconoce el art. 14 de la Constitución española.

El Presidente Nacional de UDE, Álvaro Vermoet, anuncia que “recurriremos cualquier acto administrativo que aplique esta convocatoria o el Real Decreto al cual la convocatoria se remite, si no se rectifica éste, y que denunciará la actuación del Gobierno español ante la Comisión Europea“.

www.hazteoir.org

Educación destina 50,7 millones de euros a becas para estudiar idiomas en el extranjero

Domingo, MEC Febrero 22nd, 2009

El Ministerio de Educación, Política Social y Deporte ha convocado 29.350 ayudas para estudiar inglés, alemán o francés en el extranjero, con un presupuesto global de 50.731.438 euros.

Según informó hoy en una nota el departamento que dirige Mercedes Cabrera, 2.500 de estas becas están dirigidas a maestros o a estudiantes del último curso de la carrera de magisterio. El resto son para jóvenes estudiantes que tengan entre 16 años y 20 ó 30 años, dependiendo de la ayuda.

Las becas a maestros y estudiantes de magisterio tienen como objetivo la realización de un curso de seis semanas de duración de lengua inglesa en el extranjero y ascienden a 2.100 euros cada ayuda.

Por otro lado, 25.000 ayudas tienen una cuantía de 1.700 euros cada una para el estudio durante al menos tres semanas de la lengua inglesa en el extranjero y están destinadas a jóvenes de entre 16 y 30 años.

Asimismo, un total de 1.300 ayudas de 1.700 euros cada una están destinadas a la realización de un curso también de un mínimo de tres semanas en localidades de lengua alemana o francesa.

A esta convocatoria se añaden otras 100 ayudas de 1.700 euros para alemán y francés dirigidas específicamente a los estudiantes de grado superior de formación profesional de Artes Plásticas y Diseño, y de enseñanzas deportivas.

Por último, se convocan 450 ayudas de 1.406 euros cada una para la realización de un curso de cuatro semanas de duración en Francia durante el verano de 2009 dirigido a estudiantes de entre 16 y 20 años de bachillerato, formación profesional de grado medio, y, por primera vez, de enseñanzas profesionales de música y danza, y enseñanzas de idiomas.

El Ministerio señala que el plazo de presentación de solicitudes para optar a estas becas finaliza el próximo 30 de marzo.

Además de estas ayudas para estudiar idiomas en el extranjero, el pasado 19 de enero se convocaron 1.600 ayudas para programas de inmersión lingüística en España para alumnos de quinto y sexto de Educación Primaria y de primero de ESO, con un presupuesto de 832.000 euros.

Este programa se desarrolla durante el período vacacional del verano y consiste en la asistencia a colonias en las que se trabajarán prioritariamente los aspectos orales del aprendizaje de la lengua inglesa.

www.eleconomista.es

Sobre las becas

MIércoles, MEC Febrero 18th, 2009

Hace un mes se presentó en el Ministerio de Educación (MEC) el informe Datos y Cifras del Sistema Universitario 2008/2009, documento que anualmente muestra una instantánea de la Universidad española y algunos datos de su evolución. También permite comparar la Universidad española con la de otros países.

Sin duda es positivo ver que la educación superior española y sus becas alcanza a amplias capas de la población, pero esto se ve empañado por la escasa financiación pública por estudiante, inferior a la de la media de la OCDE y muy por debajo de la que tienen los países europeos de referencia.

Aunque no se derive del documento, lo peor de la Universidad española son el largo tiempo de permanencia de los estudiantes en la Universidad y su abandono. Estos datos sugieren que si los recursos dedicados a la Universidad -aunque sólo sea el insuficiente 0,90% del PIB- se aplicaran a un sistema eficaz, el gasto por estudiante crecería notablemente, con lo cual los recursos que se malgastan por el bajo rendimiento y el abandono de los estudiantes permitirían que los estudiantes se graduasen con mejor formación.

Obviando los problemas internos de funcionamiento de la Universidad, que los hay, debemos preguntarnos la razón de este bajo rendimiento. Una de las explicaciones, en lo que se refiere a los estudiantes, se halla en el binomio coste de la matrícula-ayudas y becas combinado con las normas de permanencia de los estudiantes en la Universidad.

España está entre los países de la OCDE que tienen las matrículas a un precio relativamente bajo y un sistema de becas y ayudas poco desarrollado. Aunque, en teoría, el bajo coste de la matrícula podría no ser una barrera para acceder al estudio, la poca cantidad de becas, muchas de ellas destinadas sólo a pagar la matrícula, y su importe escaso hacen que el estudiante que necesite dinero para mantenerse o aportarlos a su familia no pueda estudiar o dedicarse plenamente a ello.

Entre los candidatos a entrar en la Universidad están aquellas personas con recursos suficientes para costearse la matrícula sin necesidad de trabajar, los que tienen dificultades para sufragar la matrícula y precisan algún dinero para sus gastos diarios, y los que deben recibir un salario, aunque sea modesto, para el sostenimiento familiar. En el segundo caso, la matrícula puede ser una dificultad y las becas actuales, para los que las logren, pueden ser una ayuda, pero la situación más grave se da en el tercer caso. El problema para ellos no es sólo la matrícula sino el no disponer de recursos para subsistir. En estas circunstancias están los estudiantes que compaginan algún tipo de trabajo con el estudio y que difícilmente podrán tener buen rendimiento académico, graduarse en el tiempo previsto o, incluso, acabar su carrera.

El sistema español es socialmente injusto al no garantizar ni la igualdad de oportunidades ni la equidad. Éstas se dan cuando cualquier estudiante que lo requiriera tiene una beca suficiente para sufragar la matrícula -cualquiera que sea su importe-, mantenerse y contribuir, si fuera necesario, a los ingresos familiares. Es natural que un sistema de estas características deba tener en cuenta el rendimiento académico. Así, los estudiantes que no superen los créditos matriculados deben ver reducida o no renovada la beca y, al mismo tiempo, las normas de permanencia deben evitar que los que no aprueben se vayan perpetuando en las universidades y que abandonen tras múltiples repeticiones de las asignaturas con la consiguiente pérdida de tiempo y uso ineficaz de los recursos públicos.

El problema se agrava con la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior. El modelo adoptado demanda más recursos y una dedicación al estudio mayor, a tiempo completo, y esto, salvo que se pretenda que los estudiantes con menores posibilidades económicas no estudien o tarden más del doble de tiempo en graduarse, debe resolverse mediante un sistema de becas justo y suficiente, pero también con rigor por parte de las universidades para evitar que los recursos públicos se malgasten con personas que van a la Universidad a pasar el día. Una mejora en el sistema de becas permitiría liberar recursos humanos y materiales que podrían dedicarse a mejorar la aplicación del Plan Bolonia y la formación de los estudiantes.

España, según datos de la OCDE referidos al 2005, sólo dedicaba el 0,08% del PIB a becas y ayudas al estudio universitario, la media de la OCDE era del 0,25%. Es evidente que el Gobierno debe hacer un esfuerzo económico para crear en pocos años un sistema de becas y ayudas al menos equivalente en recursos a la media de la OCDE y que alcance a los estudiantes de grado y para aquellos para los que el máster sea imprescindible para ejercer la profesión o para realizar su tesis doctoral.

Debe hacerse sin pérdida de tiempo. El Gobierno debe poner los medios económicos necesarios. Ya ha dado un paso, deben seguir otros. El futuro y la equidad del sistema social del Estado están en juego.

Enric I. Canela es catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universitat de Barcelona

www.elpais.com

Los datos desmienten a las declaraciones oficiales

Lunes, MEC Febrero 16th, 2009

Los presupuestos del Estado suponen una nueva oportunidad para demostrar el cambio que la universidad está sufriendo, una situación que el propio MEC ha intentado disimular con la posterior aprobación del Plan de Acción 2009 en el último Consejo de Ministros de enero, según explica este miembro de Estudiantes en Movimiento.

Apesar de los mensajes oficiales de “¡Más becas! ¡Financiación sin límites! ¡Más dinero para la universidad!”, el Gobierno de Zapatero se ha visto obligado a incrementar el presupuesto para adaptar la universidad a Bolonia. En el último Consejo de Ministros de enero aprobó el Plan de Acción 2009 con 130 millones de euros. Con este cambio, la partida de becas crece 37 millones, un 5,4% más que en 2008, pero la inflación tomada como referencia para el incremento de las tasas universitarias ha sido del 4,2%, por lo que realmente el incremento es del 1%. Pero profundicemos en los Presupuestos. Al programa Erasmus (de movilidad internacional) le corresponden 66 millones y, al Séneca (de movilidad interna) se destinan menos de diez millones de euros, por lo que a movilidad, que se supone que es la apuesta estratégica del Proceso de Bolonia, se destina un total de menos de 76 millones de euros.

No obstante, las conocidas becas-préstamo se llevan 150 millones de euros para que entidades bancarias nos permitan cursar másters y que deberemos devolver en 20 años de larga hipoteca. Una cifra que dobla lo concedido para movilidad. ¿Con qué o quién estamos convergiendo? Si lo vemos de otra forma: uno de cada cinco euros que el Estado destina a ayudas para estudios universitarios va a parar a las becas-préstamo (que ya no se anulan por motivos de renta), gestionadas por una empresa subcontratada por el Ministerio.

www.rebelion.org

Pamplona - Una veintena de becas de 80.000 € para másters en el extranjero

Jueves, MEC Febrero 12th, 2009

Una veintena de becas, de 80.000 euros cada una, para que estudiantes navarros puedan cursar másters en el extranjero. Son las que el Gobierno foral va a conceder este año (se llaman Becas MEC Navarra). En 2010 serán 30 y 40 en 2011. La cuantía total se repartirá en dos cursos -con 40.000 cada uno y se destinará a financiar matrícula, viaje, alojamiento y manutención y seguro médico.

El objetivo, “premiar los mejores expedientes académicos de estudiantes navarros para que puedan cursar programas máster en centros de referencia de todo el mundo”. Harvard o Stanford, el Instituto Tecnológico de Massachusetts o Tokio constituyen algunos de los lugares en los que se podrá estudiar. Y los ámbitos en los que se otorgan las becas son: ciencias económicas, ciencias, tecnología, biomedicina, artes y humanidades y ciencias sociales.

REQUISITOS Y PLAZOS

Licenciado en los últimos cinco años…

Ser navarro, haberse licenciado en los últimos cinco años y conseguir antes del 1 de junio la aceptación en un máster de reconocido prestigio. Éstos son los requisitos para optar a estas becas que ya se pueden solicitar a través de la página web www.navarra.es. Para elegir a los beneficiarios de estas becas, se valorará con un 70% el expediente académico del alumno, con un 20% la calidad del máster elegido y con un 10% el interés estratégico que ese programa tenga para Navarra.

www.adn.es

Asturias - La cuantía de las becas Erasmus se incrementó en Asturias en 5 años un 86,64%, hasta superar el medio millón en 2008

Sábado, MEC Febrero 7th, 2009

La cuantía de las becas de movilidad del Programa Erasmus en el Principado de Asturias se incrementó en los últimos cinco años académicos un 86,64%, hasta alcanzar los 544.450 euros en la convocatoria del pasado curso 2007-2008.  Así se desprende de los datos aportados por el Ministerio de Educación (MEC) en respuesta a una pregunta parlamentaria de la diputada del PP por Asturias Carmen Rodríguez Maniega.

   En concreto, en el curso 2003-2004 se destinó un importe de 72.786 euros a estas becas de movilidad para estudiantes universitarios asturianos a otras instituciones académicas europeas. En el curso 2004-2005 la cuantía descendió a los 72.515 euros y en el curso siguiente fue de 88.518 euros.

   Sin embargo, durante el curso 2006-2007 registró un notable incremento al pasar a 291.000 euros, cifra casi duplicada en el pasado curso 2007-2008 en el que se concedieron becas por un importe total de 544.450 euros.

   En esta línea, el Gobierno del Principado ha concedido recientemente 50 ayudas de movilidad para este curso académico a alumnos de la Universidad de Oviedo, el centro asociado de la UNED en Asturias y los centros que imparten enseñanzas artísticas superiores en la comunidad autónoma.

   En total, el MEC autonómico destina 77.500 euros para estos alumnos, que recibirán una ayuda de 200 euros mensuales durante un máximo de nueve meses. La aportación del Principado está destinada a complementar la ayuda que los alumnos reciben de la Universidad de Oviedo y se concede en función de la renta familiar.

www.europapress.es