Política de becas entre dos fuegos

El número de becarios descendió en 357.000 en las dos legislaturas del PP y ha aumentado en 14.900 desde 2004 - Zapatero y Rajoy demostraron cómo los datos de las ayudas se cocinan al gusto

La política de becas, aparte de la posibilidad de hacer leyes -algo que han hecho los dos últimos Gobiernos-, es la tarea más importante que le queda al Estado en Educación, en un contexto de competencias transferidas a las comunidades desde 1999. Dado que las becas se comen casi la mitad del presupuesto del Ministerio de Educación; no es extraño que, puestos a sacar algún tema educativo, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy escogieran éste. Aunque cada uno de ellos eligió los datos que más le convenían. Éste es un análisis pormenorizada del estado de estas ayudas:

- Becas ‘Guadiana’. Rajoy señaló que en 1999 (cuando él ocupaba la cartera de Educación) había más becarios que ahora, cuando esa misma estadística dice que en las dos legislaturas del PP descendió el número de becarios en 357.000, mientras que con el PSOE, hasta 2007, ha crecido en 14.900. Zapatero, por su parte, dijo que gracias a la presente legislatura hay 250.000 beneficiarios de ayudas más. El líder socialista incluyó la cifra de la estimación de becarios para este año, que aún no está cerrada, y con dos apartados que se suelen caer de la estadística, por se prestan a confusiones: las ayudas para libros de texto (de poca cantidad cada una) y las exenciones de la matrícula universitaria para hijos de familias numerosas (que pagan la mitad o nada). Además, incluyó las subidas previstas de las becas Erasmus, y los nuevos préstamos para pagar un máster a devolver sólo cuando se alcancen un determinado nivel de renta. Es decir, incluyó todo.

Con estos dos datos y las estimaciones de subida para este curso, las sumas le salen a Zapatero, pero simplemente la introducción en el juego de las ayudas para libros de texto -que creó el PP precisamente para que no se notara en esos años que estaba bajando el número de beneficiarios de las ayudas generales, las más cuantiosas- y las de familias numerosas, dibujan un escenario diferente. Durante los ocho años de Gobierno del PP se aumentaron los beneficiarios de ayudas y becas en 300.000, y durante los tres primeros años del PSOE ha crecido la cifra en 144.000.

- Factores colaterales. En cualquier caso, estos son los datos globales [ver gráfico], que siempre tienen matices. Es cierto que buena parte de la enorme bajada de las becas con el PP se debe a la extensión entre 1997 y 2000 de la educación obligatoria hasta los 16 años a la que obligaba la ley (por tanto, gratuita y que deja de precisar becas), pero también lo es que el descenso en las ayudas de educación infantil de tres a seis años se debe a la gratuidad de esta etapa (el PP se queja de que no se haya destinado ese dinero a las guarderías). Y el descenso de exención de matrícula para familias numerosas se debe, simplemente, a que cada vez hay menos familias numerosas.

- Universitarias. También ha caído el número de becarios universitarios entre 2004 y 2007 en 6.700. Durante la etapa del PP descendieron en 76.600. Aunque también es cierto que en 2007 hay más que en 2006, por la subida de los umbrales realizada por los socialistas, que hará que sigan aumentando.

- Rentabilidad electoral. Pero la política de becas es algo más que el número de becarios. Hay ayudas más caras, porque cada beneficiario cobra más, pero menos rentables electoralmente porque llegan a menos gente. Por ejemplo, en el curso 2004-2005, las becas compensatorias (para ayudar a que el hijo de un familia pobre siga estudiando en lugar de trabajar) para algo más de 127.000 jóvenes costaron 207 millones de euros, o las de movilidad para estudiar en otras comunidades (creadas por el PP) tienen un coste de 83 millones y 24.000 beneficiarios. Mientras, las ayudas para libros de texto de 1,7 millones de alumnos costaron 115 millones de euros.

- El presupuesto, la clave. Lamentablemente, la estadística pormenorizada de cada una de estas becas sólo está disponible hasta el curso 2004-2005, por lo que la comparación de legislaturas sería injusta. Sin embargo, sí se pueden comparar los presupuestos destinados a becas. Esta partida creció un 70% durante las dos legislaturas del PP, y durante la que ha estado el PSOE, la mitad de tiempo, ha crecido un 80%, hasta alcanzar los 1.482 millones. Aunque es cierto que esta la cifra, una vez más, sale de contar todas las ayudas. Si se sacan las de inglés, las Erasmus y los préstamos renta, el aumento en los ocho años del PP fue del 67%, y en los cuatro del PSOE, del 45%.

La evolución de la cuantía de las becas es otro buen indicador. Un becario de compensatoria en la universidad cobraba en 1997 unos 1.568 euros al año. Y en el curso 2003-2004, último de la etapa del PP, 1.874 euros, es decir, un 19,5% más que ocho años antes. Y este curso cobra 2.255 euros, un 20% más que hace cuatro años. Y para terminar la comparación, los umbrales máximos de renta, es decir, cuánto puede ganar una familia para tener derecho a una beca. Mientras subieron en los ocho años del PP sobre un 24%, han ascendido en los últimos cuatro en torno al 31%.

- Posturas encontradas. El PP no confía en las previsiones de crecimiento del PSOE. Dice que otros años no se han cumplido. Insiste en que los datos de 2006-2007 marcan una disminución del número de becarios (en infantil, universitarios o familias numerosas) y, como mucho, concede que se haya producido un estancamiento si se cuentan los 47.000 beneficiarios de las becas para que los jóvenes estudien inglés durante un mes en el extranjero. “Aunque eso es mezclar churras con merinas”, dice el portavoz popular de educación en el Congreso, Eugenio Nasarre. El ministerio se defiende argumentando que crecerán este curso, la subida de los umbrales de renta y las mejoras legales. “A partir de ahora, la beca es un derecho, da igual que se acabe el presupuesto, si alguien cumple los requisitos, la puede reclamar. Y, además, si no se ejecuta el 10% de una partida, al año siguiente se subirán los umbrales de renta un 10%”, explica un portavoz. Además, este curso, el 80% de los becarios cobraron en el primer trimestre y se han aumentado las cuantías a los Erasmus.

Fuente: J. A. AUNIÓN - www.elpais.com











becas mec
becas mec
Cursos MEC Otros Destinos Nueva York