Los datos desmienten a las declaraciones oficiales

Los presupuestos del Estado suponen una nueva oportunidad para demostrar el cambio que la universidad está sufriendo, una situación que el propio MEC ha intentado disimular con la posterior aprobación del Plan de Acción 2009 en el último Consejo de Ministros de enero, según explica este miembro de Estudiantes en Movimiento.

Apesar de los mensajes oficiales de “¡Más becas! ¡Financiación sin límites! ¡Más dinero para la universidad!”, el Gobierno de Zapatero se ha visto obligado a incrementar el presupuesto para adaptar la universidad a Bolonia. En el último Consejo de Ministros de enero aprobó el Plan de Acción 2009 con 130 millones de euros. Con este cambio, la partida de becas crece 37 millones, un 5,4% más que en 2008, pero la inflación tomada como referencia para el incremento de las tasas universitarias ha sido del 4,2%, por lo que realmente el incremento es del 1%. Pero profundicemos en los Presupuestos. Al programa Erasmus (de movilidad internacional) le corresponden 66 millones y, al Séneca (de movilidad interna) se destinan menos de diez millones de euros, por lo que a movilidad, que se supone que es la apuesta estratégica del Proceso de Bolonia, se destina un total de menos de 76 millones de euros.

No obstante, las conocidas becas-préstamo se llevan 150 millones de euros para que entidades bancarias nos permitan cursar másters y que deberemos devolver en 20 años de larga hipoteca. Una cifra que dobla lo concedido para movilidad. ¿Con qué o quién estamos convergiendo? Si lo vemos de otra forma: uno de cada cinco euros que el Estado destina a ayudas para estudios universitarios va a parar a las becas-préstamo (que ya no se anulan por motivos de renta), gestionadas por una empresa subcontratada por el Ministerio.

www.rebelion.org











becas mec
becas mec
Cursos MEC Otros Destinos Nueva York