Valencia es la única autonomía que retrasa el bono-libro de la ESO

La Generalitat es la única autonomía que no implanta el bono-libro, de manera simultánea, en Primaria y Secundaria. La fórmula valenciana agotará toda una legislatura en extender esta prestación a todos los alumnos en enseñanzas obligatorias, lo que dejará fuera a 200.000 alumnos que cuando les llegue el turno habrán finalizado la ESO.

La razón de la lentitud es presupuestaria: el bono-libro de 117 euros que se acaba de estrenar sólo para 96.030 alumnos de 1º y 2º curso de Primaria tiene un coste anual 11,2 millones. Extenderlo a los 460.000 estudiantes valencianos entre 6 años y 16 matriculados este curso en Primaria y Secundaria supondría una desenbolso anual de 60 millones, que es lo que Andalucía hace: destinar 69,7 millones al año para que la gratuidad llegue a 800.000 alumnos de ambos niveles. Según se desprende del estudio comparativo de la Asociación Nacional de Editores y Libros de Enseñanza (ANELE), la fórmula valenciana llega tarde y se queda corta en comparación con los distintos bonos que operan desde hace años en el resto de autonomías, a excepción del País Vasco, que sólo promociona el préstamo.

Incluso Canarias -gobernada por Coalición Canaria- y Murcia -del PP- han implantado el sistema de bono simultáneamente en varios cursos de Primaria y ESO. En Canarias, que combina el bono con el préstamo, y el coste por alumno desde 1º de Primaria al primer ciclo de ESO es de 100 euros. En Murcia, se mantiene en 100 para 1º y 2º curso de Primaria y 150 en 1º de ESO. En Baleares, donde hasta mayo gobernó el PP, el Gobierno socialista se comprometió a estrenar el bono este curso, puntualiza el informe.

Con todo, son las comunidades socialistas -algunas de las cuales lo combinan con el préstamo que el sector de libro rechaza- donde el bono está extendido a más cursos. En Aragón, el socialista Marcelino Iglesias subvenciona toda la Primaria y Secundaria en los centros públicos y concertados, lo que abarca los 109.000 escolares. El precio es de 99 euros en 1º ciclo de Primaria, 129 el segundo; y 215 y 230 en ESO. En Asturias, con años de experiencia, el PSOE fija 90 euros en Primaria y 130 en todos los ciclos de ESO. Pero, además, introduce el factor “esfuerzo” para el alumno y los padres: la familia con repetidores no recibe bono. En Cantabria, con 60.000 alumnos, las familias ingresan un bono de 100 euros en Primaria y 150 en ESO “previa presentación de la factura”.

En Castilla-La Mancha, el socialista José María Barreda combina el bono-libro para nueva adquisición de textos por 95 euros en Primaria y 1º y 3º de ESO y luego fija un catálogo de precios para la reposición en los demás cursos. Además de subvencionar también la Educación Especial con 40 euros por alumno. Extremadura también fue pionera en la implantación de la gratuidad para los 137.000 alumnos de Primaria y ESO el curso pasado fijó el bono en 112 euros y este en 120. Castilla-León, gobernada por el PP, destina 4,8 millones para 210.000 alumnos de Primaria (106 euros) y ESO (136 y 150 euros, según el ciclo) en todos los centros públicos y concertados (como en hacen todas las autonomías) siempre que “la renta de la unidad familiar no supere 60.000 euros”.

En Madrid, el cheque-libro de Esperanza Aquirre se implantó el curso pasado y destina 24 millones desde el 2º ciclo de Infantil (con 90 euros), toda la Primaria (103) y la ESO (123). Navarra, con el nivel de renta más alto, subvenciona sólo con 35 euros, pero para los 90.000 alumnos que hay, desde Infantil a Bachillerato, con un coste anual de 3,1 millones. En La Rioja el traspaso de las ayudas para becas de libro por parte del Ministerio de Educación (MEC) se emplea conjuntamente en extender el bono-libro a los 27.249 alumnos para evitar duplicidades y fraudes, aportando 271.500 euros el ejecutivo autonómico del PP y 264.096 el ministerio.

La coalición socialista gallega que preside el Gobierno de Galicia es la que mayor gasto público destina para que la gratuidad llegue a los 210.000 alumnos de los niveles obligatorios, con 40,5 millones por curso. El precio del bono aumenta por curso desde 145 euros en 1º de Primaria a 245 en ESO. Cataluña con 627.000 alumnos, implantó en 2005-200 el Programa Cooperativo para el Fomento de la Reutilización de Libros de Texto de “forma experimental” en 522 centros. Para la segunda fase, este curso, destina 13,64 millones.

El bono-libro es un capítulo del gasto público diferente al de las becas de libros de texto para familias más desfavorecidas que desde 2004 se confinancia entre el Estado y las autonomías, mediante convenios en función del número de solicitantes.

Fuente: NEUS CABALLER - www.elpais.com











becas mec
becas mec
Cursos MEC Otros Destinos Nueva York