Cataluña - El Gobierno reforma las becas que marginan a universitarios catalanes

Los estudiantes recibirán ayudas aun con rentas familiares más altas que las de otras comunidades. El Estado aportará un presupuesto adicional que será complementado con fondos de la Generalitat.

El Consejo de Ministros aprobará en las próximas semanas un proyecto de real decreto que permitirá que un mayor número de universitarios catalanes tengan acceso a una beca. Catalunya se halla un 50% por debajo de la media estatal en estudiantes que disfrutan de ayudas para financiar la carrera. El motivo de un desequilibrio tan acusado hay que buscarlo en que el nivel de renta fijado para tener acceso a las becas (una unidad familiar de cuatro miembros debe estar por debajo de los 31.820 euros brutos anuales; una familia monoparental no puede ganar más de 19.739) es uniforme en toda España y no contempla las diferencias del coste de la vida en cada comunidad.
La normativa básica sobre becas será reformada por primera vez en 25 años. La solución pasa por elevar el listón de ingresos de los que optan a las ayudas. El borrador de la norma, al que ha tenido acceso este diario, propone que “para garantizar la igualdad en el acceso a las becas en todo el territorio” los umbrales de renta y patrimonio familiar exigibles se dividan en tres tramos.

EL TRATO
El segmento inferior, que se correspondería con el tramo único actual, será financiado con cargo a los presupuestos del Estado y el intermedio, por encima del ahora existente, será “objeto de cofinanciación entre el Ministerio de Educación y la correspondiente comunidad”. “Por cada euro que ponga la autonomía, el Estado pondrá un euro”, señalan, gráficamente, fuentes del Gobierno central. El intervalo situado en el extremo superior correrá a cargo del presupuesto autonómico.
Con esa fórmula, Catalunya, que cuenta con algo más del 15% de la población universitaria española, ve-
rá crecer la cifra de becas que benefician a sus estudiantes (unas 27.000 entre 295.000 otorgadas en el curso 2004-2005 en España).
Solo en la Comunidad de Madrid se registra un desequilibrio más acusado entre el número de universitarios y el de becarios. Las causas, sin embargo, son de otra índole. La mayor concentración de universidades privadas se da esa autonomía. Las universidades públicas de la demarcación actúan igualmente como “polo de atracción para las familias pudientes de la periferia”, desde las provincias limítrofes a zonas más alejadas, argumentan fuentes universitarias. La mayor concentración de estudiantes de clase media alta repercute en la estadísticas de becas. La renta per cápita y la renta ajustada al poder de compra son, igualmente, más altas en Madrid que en Catalunya.
Los cambios introducidos en la ley vendrían en auxilio de aquellos que en Catalunya “no pueden optar a una beca porque, en teoría, solo en teoría, son demasiado ricos”, lamenta la comisionada de Universitats, Blanca Palmada. “Hay una voluntad política de modernizar y descentralizar un sistema que no garantiza la igualdad de acceso a las universidad, porque para ello hay que tratar de forma diferente a unas comunidades y a otras, no como hasta ahora”, agrega. “Ahora habrá que ver si hay voluntad económica”.
La responsable de la política universitaria de la Generalitat se refiere a que para cofinanciar determinadas becas no solo será preciso que el Estado cumpla con su parte, sino que “mejore la financiación de Catalunya” para que la comunidad au-
tónoma pueda aportar la suya.
Palmada no oculta “un optimismo moderado” ante las perspectivas. Tras la aprobación del decreto, el Gobierno tendrá que cerrar un convenio de colaboración con cada comunidad que resultará de vital para el curso de la reforma. Si no surgen obstáculos, los cambios comenzarán a beneficiar a los universitarios catalanes en el curso 2008-2009.
De hecho, en el seno de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat ya se acordó antes del verano constituir un grupo de trabajo que abordase los criterios que habrán de seguirse para cofinanciar las becas de los universitarios cuya renta familiar esté en la banda alta de la horquilla. La citada comisión dejó muy claro el objetivo que perseguía su iniciativa: “Promover la incorporación de un mayor número de becarios de las comunidades alejadas de la media estatal de becarios”.

Fuente: JORDI CASABELLA - www.elperiodico.com











becas mec
becas mec
Cursos MEC Otros Destinos Nueva York